ABORDATGE LOGOPÈDIC EN LES UNITATS DE VIGILÀNCIA INTENSIVA NEONATALS

La meua xiqueta ha nascut amb baix pes prematura i es troba en estos moments ingressada en la unitat de vigilància intensiva de nounats de l'hospital. La meua germana m'ha dit que hauríem de contactar amb un logopeda especialista que comence ja com més prompte millor amb el treball d'atenció primerenca. Hauríem d'esperar que li lleven la sonda d'alimentació i estiga més crescudeta o realment és important la promptitud de la intervenció del logopeda en estos casos? Estem molt preocupats per ajudar-la a superar tot el que ens queda per davant. Gràcies una salutació.

 

Com bé li recomana el seu familiar és aconsellable iniciar el tractament logopèdic com més prompte millor, una vegada que a nivell clínic la vostra xiqueta es trobe estable.

És aconsellable realitzar l'estimulació abans de cada presa, respectant sempre el moment del bebé, valorant si el bebé es troba receptiu a la dita estimulació. Si durant la intervenció s'observa qualsevol signe o símptoma d'estrés haurà de cessar immediatament la intervenció o bé no s'iniciarà.

La prematuritat ocasiona diverses dificultats estretament lligades en tot el concernent a l'alimentació.

Una d'elles és la falta d'estimulació, que li proporciona el ventre matern. En el transcurs de la vida intrauterina es dóna una seqüenciació de l'aparició dels reflexos orals que seran necessaris perquè es produïsca una ingesta eficient, eficaç i segura per via oral.

Com sabem el bebé a terme va madurant dites reflexes a través de les seues pròpies experiències de vida intrauterina, a través de la ingesta del líquid amniòtic així com la succió digital; estos moviments afavorixen el desenvolupament òptim anatòmic i funcional a nivell sensori motor oral (1). Al contrari, els bebés prematurs estan en desavantatge degut a la gravetat en què es troben a nivell clínic i ambiental, perquè a l'allotjar-se fora del ventre matern es troba en un estat de gravetat que li dificulta els moviments, privant-los de nombroses experiències, com ara: jocs de boca-mà, no podent tindre experiències de succió tant per l'impediment extern com pot ser la sonda o per la falta de proporcionar-los estímuls externs agradables (2).

En definitiva, els xiquets que naixen prematurament són dramàticament privats d'este pacífic medi ambient i perden l'estimulació intrauterina necessària per a completar l'adequat desenvolupament del sistema motor oral.

Fora d'este pacífic i estimulant lloc com és el ventre matern, ens queda per a potenciar el dit sistema afavorir l'estimulació a nivell orofacial, és per això la necessitat en com més prompte millor d'estimular i potenciar la dita zona.

Per això que es recomana estimular el sistema sensori motor oral a través de la succió no nutritiva, a més és aconsellable que durant la ingesta per via enteral, ja siga nasogástrica o orogástrica, s'estimule la succió no nutritiva, d'esta manera el bebé relaciona els moviments orals amb la sensació de satisfacció. Quant a la preferència si la sonda està col·locada a nivell nasogástric o orogástric, és preferible la segona sobretot en el transcurs de transició entre la sonda-boca, per a així poder estar lliure la cavitat oral i poder realitzar tots els moviments sense cap tipus d'interferència.

A pesar de potenciar la succió nutritiva, cal valorar a nivell sensitiu, les estructures anatòmiques i funcionals per si requerix de tractament específic i potenciar el desencadenament dels reflexos. És per això que no hi ha un programa general per al xiquet prematur sinó una programació individualitzada per a cada xiquet.

 

Per al Col·legi Oficial de Logopedes de la Comunitat Valenciana:

Silvia Domenech Martínez, diplomada en logopedia, col. nº 46308. Master en Atención Temprana. Logopeda del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana y del programa Intrahospitalario de la Fundación Salud Infantil de Elche.

 

Poden trobar més informació sobre este tema en els llibres següents:

Campos Montero, Z. I. (2010). Problemas de alimentación en lactantes. Segunda parte: fase oral y faríngea. Artículo de revisión. Acta pediátrica costarricense, 22 (1), 14-22.

Le Metàyer, M. (1995). Reeducación cerebro-motriz del niño pequeño. Barcelona: Editorial Masson.

Piñero Peñalver, J., Pérez-López, J., Vargas Torcal, F., y Candela Sempere, A.B. (2014). Atención Temprana en el ámbito Hospitalario. Madrid: Editorial Piramide.

 

Referències en el text:

(1) American Speech-Language Hearing Association (2009). The Complexity of Transitioning to Oral Feeds in Preterm Infants, Special Interest Group. Perspective on Speech Science and Orofacial Disorders, 19(1), 52-57

(2) Villamizar Carvajal, B., Vargas Porras, C., y Díaz Martínez, L. A. (2010). El progreso de la alimentación oral del recién nacido prematuro. Salud Universidad Industrial Santander. 42,  262-270

ABORDAJE LOGOPÉDICO EN LAS UNIDADES DE CUIDADOS INTENSIVOS NEONATALES

Mi niña ha nacido con bajo peso prematura y se encuentra en estos momentos ingresada en la unidad de cuidados intensivos de neonatos del hospital. Mi hermana me ha dicho que deberíamos contactar con un logopeda especialista que comience ya cuanto antes con el trabajo de atención temprana. ¿Deberíamos esperar a que le quiten la sonda de alimentación y esté más crecidita o realmente es importante la prontitud de la intervención del logopeda en estos casos? Estamos muy preocupados por ayudarla a superar todo lo que nos queda por delante. Gracias un saludo.

Como bien le recomienda su familiar es aconsejable iniciar el tratamiento logopédico cuanto antes, una vez que a nivel clínico vuestra pequeña se encuentre estable.

Es aconsejable realizar la estimulación antes de cada toma, respetando siempre el momento del bebé, valorando si el bebé se encuentra receptivo a dicha estimulación. Si durante la intervención se observa cualquier signo o síntoma de estrés deberá cesar inmediatamente la intervención o bien no se iniciará.

La prematuridad acarrea diversas dificultades estrechamente ligadas en todo lo concerniente a la alimentación.

Una de ella es la falta de estimulación, que le proporciona el vientre materno. En el trascurso de la vida intrauterina se da una secuenciación de la aparición de los reflejos orales que van a ser necesarios para que se produzca una ingesta eficiente, eficaz y segura por vía oral.

Como sabemos el bebé a término va madurando dichos reflejos a través de sus propias experiencias de vida intrauterina, a través de la ingesta del líquido amniótico así como la succión digital; estos movimientos favorecen el desarrollo óptimo anatómico y funcional a nivel sensorio motor oral (1). Por el contrario, los bebés prematuros están en desventaja debido a la gravedad en la que se encuentran a nivel clínico y ambiental, pues al alojarse fuera del vientre materno se halla en un estado de gravedad que le dificulta los movimientos, privándolos de numerosas experiencias, tales como: juegos de boca-mano, no pudiendo tener experiencias de succión tanto por el impedimento externo como puede ser la sonda o por la falta de proporcionarles estímulos externos agradables (2).

En definitiva, los niños que nacen prematuramente son dramáticamente privados de este pacífico medio ambiente y pierden la estimulación intrauterina necesaria para completar el adecuado desarrollo del sistema motor oral.

Fuera de este pacífico y estimulante lugar como es el vientre materno, nos queda para potenciar dicho sistema favorecer la estimulación a nivel orofacial, es por ello la necesidad en cuanto antes de estimular y potenciar dicha zona.

Por ello que se recomienda estimular el sistema sensorio motor oral a través de la succión no nutritiva. Además es aconsejable que durante la ingesta por vía enteral, ya sea nasogástrica u orogástrica, se estimule la succión no nutritiva, de este modo el bebé relaciona los movimientos orales con la sensación de satisfacción. En cuanto a la preferencia si la sonda está colocada a nivel nasogástrico u orogástrico, es preferible la segunda sobretodo en el trascurso de transición entre la sonda-boca, para así poder estar libre la cavidad oral y poder realizar todos los movimientos sin ningún tipo de interferencia.

A pesar de potenciar la succión nutritiva, hay que valorar a nivel sensitivo, las estructuras anatómicas y funcionales por si requiere de tratamiento específico y potenciar el desencadenamiento de los reflejos. Es por ello que no hay un programa general para el niño prematuro sino una programación individualizada para cada niño.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

Silvia Domenech Martínez, diplomada en logopedia, col. nº 46308. Master en Atención Temprana. Logopeda del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana y del programa Intrahospitalario de la Fundación Salud Infantil de Elche.

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros:

Campos Montero, Z. I. (2010). Problemas de alimentación en lactantes. Segunda parte: fase oral y faríngea. Artículo de revisión. Acta pediátrica costarricense, 22 (1), 14-22.

Le Metàyer, M. (1995). Reeducación cerebro-motriz del niño pequeño. Barcelona: Editorial Masson.

Piñero Peñalver, J., Pérez-López, J., Vargas Torcal, F., y Candela Sempere, A.B. (2014). Atención Temprana en el ámbito Hospitalario. Madrid: Editorial Piramide.

 

Referencias en el texto:

(1) American Speech-Language Hearing Association (2009). The Complexity of Transitioning to Oral Feeds in Preterm Infants, Special Interest Group. Perspective on Speech Science and Orofacial Disorders, 19(1), 52-57

(2) Villamizar Carvajal, B., Vargas Porras, C., y Díaz Martínez, L. A. (2010). El progreso de la alimentación oral del recién nacido prematuro. Salud Universidad Industrial Santander. 42,  262-270

EL PAPER DELS GERMANS EN EL DESENVOLUPAMENT DEL LLENGUATGE

Tenim dos fills i el xicotet té un trastorn del llenguatge. El xicotet rebutja el joc amb el major i ens han dit uns amics que hauríem d'afavorir que juguen, que això li pot vindre molt bé per a millorar el seu llenguatge però no sabem com fer-ho. Realment és important el joc per al desenvolupament del llenguatge del menut?

A vegades no se li dóna la suficient importància que té, però els germans majors suposen un gran impacte en la vida dels seus germans menuts i són el model que s'ha de seguir en nombrosos aspectes, com ara el desenvolupament del llenguatge, l'alimentació, la personalitat, etc. Han de tindre en compte que els xiquets passen la major part del temps junts, s'entretenen jugant, fent dibuixos, etc.; i és ací on es referma el desenvolupament del llenguatge i les relacions interpersonals.

Els germans majors solen corregir i intenten guiar el germà menut en les seues conductes i en la realització de diverses activitats, i per a això empren constantment el llenguatge. Inclús hi ha investigadors que estimen que, en el desenvolupament de la teoria de la ment, "dos germans majors valen com un any d'edat cronológica" (Perner, 2000) a causa de les reflexions, argumentacions i explicacions que proporcionen els germans majors per a fer-los comprendre.

Podem dir que, d'una banda, els germans majors proporcionen un model pràctic de conducta que els més menuts observen i assimilen; però d'altra banda, poden ser una influència negativa en l'adquisició de mals hàbits, com una deglució atípica, una pronunciació incorrecta dels sons, etc.; ja que els xiquets menuts són susceptibles d'arreplegar o prendre com normals els mals hàbits dels seus germans.

La interacció entre germans, per tant, pot potenciar enormement el desenvolupament dels xiquets, és una relació especial en què són moltes les experiències, moments i confidències compartides, i açò contribuïx en el desenvolupament del llenguatge. Així mateix, amb els germans, s'interactua d'igual a igual, contribuint i enriquint el desenvolupament social i afectiu, ja que es compartix, es conviu i se senten afectes.

Per esta raó, els adults han d'entendre i ser conscients en tot moment d'esta situació i és fonamental per a això no comparar el desenvolupament lingüístic dels germans, sinó buscar el suport entre ambdós, que es donen compte que les metes de cada un d'ells són objectius comuns, que col·laboren i que s'ajuden.

 

Per al Col.legi Oficial de Logopedes de la Comunitat Valenciana:

Alicia Ortuño Ibáñez, logopeda col. nº46739 Máster en Intervención Logopédica Especializada. Coordinadora de Logopedia a domicilio en Valencia y Logopeda en la Oficina de Atención Social del Colegio de Médicos de Valencia

 

Podrà obtindre més informació en la bibliografia següent:

 Berger: Psicología del Desarrollo. Infancia y Adolescencia. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.

Owens, R.E. Desarrollo del lenguaje. Pearson Educación. Madrid, 2003.

Harris, S.L. Los hermanos de niños con Autismo. Su rol específico en las relaciones familiares. Narcea, S.A. Madrid, 2001.

Rondal, J.A. El desarrollo del lenguaje. ISEP. Barcelona, 1999.

Gottlieb, S.E. El niño de tres años. Medici. Madrid, 1999.

Vigotsky, S.L. Pensamiento y Lenguaje. Paidos. Barcelona, 1995.

 

Referències en el text:

 (1)    Berger: Psicología del Desarrollo. Infancia y Adolescencia. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.

EL PAPEL DE LOS HERMANOS EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

Tenemos dos hijos y el pequeño tiene un trastorno del lenguaje. El pequeño rechaza el juego con el mayor y nos han dicho unos amigos que deberíamos favorecer que jueguen, que eso le puede venir muy bien para mejorar su lenguaje pero no sabemos cómo hacerlo. ¿Realmente es importante el juego para el desarrollo del lenguaje del pequeño?

A veces no se le da la suficiente importancia que tiene, pero los hermanos mayores suponen un gran impacto en la vida de sus hermanos pequeños y son el modelo a seguir en numerosos aspectos, tales como el desarrollo del lenguaje, la alimentación, la personalidad, etc. Deben tener en cuenta que los niños pasan la mayor parte del tiempo juntos, se entretienen jugando, haciendo dibujos, etc.; y es ahí donde se afianza el desarrollo del lenguaje y las relaciones interpersonales.

Los hermanos mayores suelen corregir e intentan guiar al hermano pequeño en sus conductas y en la realización de diversas actividades, y para ello emplean constantemente el lenguaje. Incluso hay investigadores que estiman que, en el desarrollo de la teoría de la mente, "dos hermanos mayores valen como un año de edad cronológica" (Perner, 2000) debido a las reflexiones, argumentaciones y explicaciones que proporcionan los hermanos mayores para hacerles comprender.

Podemos decir que, por un lado, los hermanos mayores proporcionan un modelo práctico de conducta que los más pequeños observan y asimilan; pero por otro lado, pueden ser una influencia negativa en la adquisición de malos hábitos, como una deglución atípica, una pronunciación incorrecta de los sonidos, etc.; ya que los niños pequeños son susceptibles de recoger o tomar como normales los malos hábitos de sus hermanos.

La interacción entre hermanos, por tanto, puede potenciar enormemente el desarrollo de los niños, es una relación especial en la que son muchas las experiencias, momentos y confidencias compartidas, y esto contribuye en el desarrollo del lenguaje. Asimismo, con los hermanos, se interactúa de igual a igual, contribuyendo y enriqueciendo el desarrollo social y afectivo, ya que se comparte, se convive y se sienten afectos.

Por esta razón, los adultos deben entender y ser conscientes en todo momento de esta situación y es fundamental para ello no comparar el desarrollo lingüístico de los hermanos, sino buscar el apoyo entre ambos, que se den cuenta de que las metas de cada uno de ellos son objetivos comunes, que colaboren y que se ayuden.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

Alicia Ortuño Ibáñez, logopeda col. nº46739 Máster en Intervención Logopédica Especializada. Coordinadora de Logopedia a domicilio en Valencia y Logopeda en la Oficina de Atención Social del Colegio de Médicos de Valencia

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros:

 Berger: Psicología del Desarrollo. Infancia y Adolescencia. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.

Owens, R.E. Desarrollo del lenguaje. Pearson Educación. Madrid, 2003.

Harris, S.L. Los hermanos de niños con Autismo. Su rol específico en las relaciones familiares. Narcea, S.A. Madrid, 2001.

Rondal, J.A. El desarrollo del lenguaje. ISEP. Barcelona, 1999.

Gottlieb, S.E. El niño de tres años. Medici. Madrid, 1999.

Vigotsky, S.L. Pensamiento y Lenguaje. Paidos. Barcelona, 1995.

 

Referencias en el texto:

 (1)    Berger: Psicología del Desarrollo. Infancia y Adolescencia. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.