Chaval tirándose de cabeza al agua desde el puerto.

¿A QUÉ EDAD SE RECOMIENDA LA INTERVENCIÓN LOGOPÉDICA EN UN PROBLEMA LECTOR?

Hola, mi hija tiene 6 años y estamos preocupados, porque aunque el resto de los niños de sus clase ya leen, ella sale del cole triste y frustrada porque le está costando mucho. No sabemos qué podemos hacer, mi hermana nos ha dicho que podríamos llevarla a un logopeda para que la ayude a avanzar en esta traba de la lectura. ¿A qué edad se recomienda la intervención logopédica en un problema lector? ¿Qué actitud nos recomiendan adoptar a nosotros como padres?

1º de primaria, que se corresponde con el curso en el que los alumnos tienen 6-7 años, es el curso en el que la mayoría de los sistemas educativos establecen como objetivo la adquisición de la lectoescritura. Es decir, si bien durante la etapa de infantil los niños suelen realizar actividades relacionadas con la lectura, como reconocer letras o realizar juegos como identificar “el principio de las palabras” o encontrar palabras que se parecen entre si, es durante 1º de primaria cuando los niños deben comenzar a leer correctamente y de forma fluida palabras y frases cortas.

 Esto es así porque es en esa edad, 6 años, es cuando las capacidades simbólicas y lingüísticas necesarias para leer están lo suficientemente desarrolladas.

 Algunos signos de alerta a esta edad, 6 años, que podemos encontrar en esta excelente guía sobre Dificultades Específicas de Aprendizaje (1) son confundir palabras con una pronunciación similar, dificultad para identificar las letras, dificultad para identificar los sonidos de las palabras o un historial de dificultad en el desarrollo del lenguaje. Y, como indicas, el detectar un desinterés o rechazo por la lectura.

 Cuando encontramos algunos de estos signos es necesario realizar una evaluación logopédica para confirmar un posible retraso o trastorno. Es posible que el logopeda complemente su informe con la evaluación de otros profesionales (p.e. opticos/optometrista, psicólogos infantiles) con objeto de descartar o confirmar causas sensoriales o cognitivas.

Es imprescindible realizar la evaluación logopédica  en el primer momento de la detección de los primeros síntomas, ya que, como nos indican tanto asociaciones como investigadores (2) es frecuente encontrar en el ámbito educativo, en palabras de Shaywitz, una “estrategia de esperar al fracaso”, es decir, aplicar un criterio de “discrepancia” para diagnosticar y confirmar las dificultades, consistente en esperar a que exista un retraso o desfase curricular de 2 años.

Esto se traduce en que en muchas ocasiones alumnos cuyos signos de alerta han sido detectados en 1º de primaria no reciban evaluación e intervención hasta 3º de primaria, cuando las dificultades son mayores y cuando han aparecido otros síntomas como consecuencia de la falta de intervención (bajo rendimiento escolar, desmotivación, problemas de conducta…).

Por tanto, si bien es cierto que determinados etiquetas diagnósticas pueden retrasarse debido a un criterio de discrepancia, esto no significa que deba esperarse sin realizar evaluación y tratamiento  logopédico, sino, al contrario, son estos signos de alerta los que nos indican que se debe realizar una evaluación y comenzar intervención si los resultados y el profesional logopeda lo recomiendan.

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

 D. José Antonio Calvo Expósito, logopeda colegiado nº 28/0213. Profesor Asociado Departamento de Psicología, Grado en Logopedia Universidad de Castilla la Mancha. Logopeda Centro Alpadif-Rivas, Rivas Vaciamadrid, Madrid

-----------------

Referencias en el texto:

 (1) (ENLACE EXTERNO, tamaño 1,44MB) http://www.dislexiajaen.es/descargas/manual-dislexia-junta-andalucia.pdf

(2) The education of dyslexic children from childhood to young adulthood. Shaywitz SE, Morris R, Shaywitz BA. Annu Rev Psychol. 2008;59:451-75

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *