Niña haciendo que planea corriendo sobre la arena de la playa

¿MI HIJO CON DISFONÍA, PUEDE CANTAR?

Tengo un niño de 11 años. Es muy aficionado a la música y disfruta enormemente de la actividad del coro escolar. Hace unos meses empezó a tener molestias en la garganta, fuimos al especialista y le ha diagnosticado una disfonía por reflujo y le ha indicado un tratamiento. Hemos consultado en el colegio y nos han aconsejado que deje la actividad de canto. Sin embargo, a un primo suyo le recomendaron cantar a raíz de una operación por nódulos vocales. Mi hijo preferiría asistir al coro todas las semanas, pero no sabemos lo que tenemos que hacer.

En este tipo de disfonía el origen de la alteración no tiene nada que ver con un mal uso o abuso vocal. Así que, en principio, no sería necesario abandonar el coro.

La disfonía por reflujo faringolaríngeo es causada por un retroceso del contenido gástrico a la laringe, la faringe y al tracto aerodigestivo. Este retroceso provoca la acidificación de esa zona, alterando la mucosa de las cuerdas vocales y causando disfonía. El tratamiento recomendado suele basarse en medidas higiénico dietéticas y farmacológicas con el objetivo de reducir los episodios de acidez en la vía aerodigestiva superior y especialmente en cuerdas vocales.

Cantar no tiene por qué conllevar un mayor riesgo vocal, siempre que se haga de forma correcta. Las personas que padecen disfonía por reflujo no requieren de reeducación vocal. Sin embargo, mientras dure la sintomatología, es prudente recomendar un uso vocal moderado ya que el reflujo faringolaringeo provoca un proceso inflamatorio de las cuerdas vocales, debilitándolas. Una vez resuelto clínicamente el reflujo faringolaríngeo  y descartado que exista otra patología de base en cuerdas vocales o una disfonía hipercinética asociada, nada debe impedir su uso vocal en canto.

En mi opinión puede seguir cantando en el coro mientras esté atento a sus sensaciones a nivel laríngeo. Si en algún momento tiene sensación de picor, dolor, molestia o tensión, es recomendable parar y guardar reposo vocal, como medida preventiva. Simultáneamente debe seguir el tratamiento médico recomendado y estar atento a su evolución.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana: 

Dra. Laura González Sanvisens,  logopeda colegiada nº3258. Universitat Ramon Llull

-----------------

Puede encontrar más información técnica sobre esto en los siguientes libros:

Ramírez, C. y Scola, B. (2013). Reflujo faringolaríngeo. En Cobeta, I.; Nuñez, F. y Fernández, S., Patología de la voz: Ponencia Oficial de la Sociedad Española de Otorrinolaringologia y Patología Cérvico-Facial. Marge Médica Books.

Ford, C.N. (2005). Evaluation and management of laryngopharyngeal reflux. Journal of the American Medical Association, vol. 294, no. 12, pp. 1534–1540, 2005

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>