Archivos de la categoría Español

¿QUÉ HAY DE LA RESPIRACIÓN TRAS UNA LARINGECTOMÍA?

Mi padre ha sido intervenido de cáncer de laringe con una cirugía total. Entre lo duro que ha sido todo el proceso y lo precipitado que ha ocurrido todo, ha regresado a casa y se me plantean muchas dudas. Se pasa el día tosiendo y en alguna ocasión sale hasta algo de sangre por el estoma. Estoy un poco preocupada al respecto, ahora que el aire va tan directo al pulmón me da miedo que empiece a tener infecciones respiratorias permanentes. ¿Qué podemos hacer?

Una laringectomía total conlleva unas secuelas con gran impacto a nivel anatómico, fisiológico, funcional y por supuesto emocional en la persona.

Son varias las funciones de la laringe, entre ellas, en la respiración, es la encargada de propiciar la misma separando las cuerdas vocales y dejando que llegue el aire desde la denominada vía aérea superior hasta la tráquea y los pulmones.

Dentro de esta vía aérea superior merece una especial atención el papel que desempeña la nariz, que humidifica, regula la temperatura y filtra el aire que posteriormente llegará a los pulmones.

Ahora bien, la persona laringectomizada sufre una alteración en este mecanismo. Al extirpar la laringe el aire que respira pasa a entrar directamente a la tráquea por el estoma. Cuando este aire es demasiado seco, la piel de la tráquea se irrita y reseca; si es frío y sucio las secreciones se acumulan en la superficie generando tapones que pueden llegar a obstaculizar la respiración. Además todo ello hace que las expectoraciones sean más frecuentes y que requieran mucha fuerza para eliminar esa secreción, lo cual puede generar heridas en la pared traqueal. En definitiva, al no respirar bien la calidad de vida de la persona se ve mermada.

Por ello es importante que la persona laringectomizada lleve a cabo la rehabilitación pulmonar. Para ello ha de utilizar unos filtros disponibles al servicio del paciente que, colocados en el estoma sujetos bien en la cánula, bien en unos adhesivos, realizaran la función de “narices artificiales”. Al igual que una nariz, su uso debe ser las 24 horas del día reponiendo el filtro por uno nuevo cada vez que éste se cambie.

Estos filtros humidificarán el aire, regularan su temperatura y lo filtraran de la suciedad del ambiente. Tras su uso de manera continua la persona conseguirá disminuir la irritación de la piel de la tráquea y que la mucosidad sea menor y más diluida. Le costará entonces menos esfuerzo expectorar y lo hará con menor frecuencia. También será menor el riesgo de sufrir infecciones pulmonares. Con todo se verá incrementada su calidad de vida. Una correcta respiración es clave para que nuestro organismo se defienda de potenciales enfermedades además de para encontrarnos y sentirnos mejor.

Es importante destacar que la rehabilitación pulmonar es común en todas las personas laringectomizadas, independientemente del modo de comunicación que empleen.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Natalia del Rio Collado
Natalia del Rio Collado

Natalia del Rio Collado. Graduada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid

Número de colegiada: 28/0507

Logopeda de ATOS Medical

 

 

 

Puede encontrar más información técnica sobre esto en:

Herranz Gonzalez-Botas, J., & Suárez, T. (2001). Experiencia con el uso del hme-provox® stomafilter en pacientes laringuectomizados. Acta Otorrinolaringológica Española, 52(3), 221-225.

Rozsasi, A., Leiacker, R., Fischer, Y., y Keck, T. (2006). Influencia de humidificación pasiva sobre la pérdida de calor respiratoria en pacientes con traqueotomía. Cabeza y cuello , 28 (7), 609-613. 

Bień, S., Okła, S., van As-Brooks, C. J., & Ackerstaff, A. H. (2010). The effect of a Heat and Moisture Exchanger (Provox® HME) on pulmonary protection after total laryngectomy: a randomized controlled study. European Archives of Oto-Rhino-Laryngology, 267(3), 429-435.

Pedemonte Sarrias, G., & i Vintró, L. (2011). Adherencia al tratamiento crónico del humidificador de traqueostoma (Provox® HME) en pacientes laringectomizados.

Pedemonte-Sarrias, G., Villatoro-Sologaistoa, J. C., Ale-Inostroza, P., López-Vilas, M., León-Vintró, X., & Quer-Agustí, M. (2013). Adherencia crónica al humidificador de traqueostoma en pacientes laringectomizados. Acta Otorrinolaringológica Española, 64(4), 247-252.

ABORDAJE LOGOPÉDICO EN LAS UNIDADES DE CUIDADOS INTENSIVOS NEONATALES

Mi niña ha nacido con bajo peso prematura y se encuentra en estos momentos ingresada en la unidad de cuidados intensivos de neonatos del hospital. Mi hermana me ha dicho que deberíamos contactar con un logopeda especialista que comience ya cuanto antes con el trabajo de atención temprana. ¿Deberíamos esperar a que le quiten la sonda de alimentación y esté más crecidita o realmente es importante la prontitud de la intervención del logopeda en estos casos? Estamos muy preocupados por ayudarla a superar todo lo que nos queda por delante. Gracias un saludo.

Como bien le recomienda su familiar es aconsejable iniciar el tratamiento logopédico cuanto antes, una vez que a nivel clínico vuestra pequeña se encuentre estable.

Es aconsejable realizar la estimulación antes de cada toma, respetando siempre el momento del bebé, valorando si el bebé se encuentra receptivo a dicha estimulación. Si durante la intervención se observa cualquier signo o síntoma de estrés deberá cesar inmediatamente la intervención o bien no se iniciará.

La prematuridad acarrea diversas dificultades estrechamente ligadas en todo lo concerniente a la alimentación.

Una de ella es la falta de estimulación, que le proporciona el vientre materno. En el trascurso de la vida intrauterina se da una secuenciación de la aparición de los reflejos orales que van a ser necesarios para que se produzca una ingesta eficiente, eficaz y segura por vía oral.

Como sabemos el bebé a término va madurando dichos reflejos a través de sus propias experiencias de vida intrauterina, a través de la ingesta del líquido amniótico así como la succión digital; estos movimientos favorecen el desarrollo óptimo anatómico y funcional a nivel sensorio motor oral (1). Por el contrario, los bebés prematuros están en desventaja debido a la gravedad en la que se encuentran a nivel clínico y ambiental, pues al alojarse fuera del vientre materno se halla en un estado de gravedad que le dificulta los movimientos, privándolos de numerosas experiencias, tales como: juegos de boca-mano, no pudiendo tener experiencias de succión tanto por el impedimento externo como puede ser la sonda o por la falta de proporcionarles estímulos externos agradables (2).

En definitiva, los niños que nacen prematuramente son dramáticamente privados de este pacífico medio ambiente y pierden la estimulación intrauterina necesaria para completar el adecuado desarrollo del sistema motor oral.

Fuera de este pacífico y estimulante lugar como es el vientre materno, nos queda para potenciar dicho sistema favorecer la estimulación a nivel orofacial, es por ello la necesidad en cuanto antes de estimular y potenciar dicha zona.

Por ello que se recomienda estimular el sistema sensorio motor oral a través de la succión no nutritiva. Además es aconsejable que durante la ingesta por vía enteral, ya sea nasogástrica u orogástrica, se estimule la succión no nutritiva, de este modo el bebé relaciona los movimientos orales con la sensación de satisfacción. En cuanto a la preferencia si la sonda está colocada a nivel nasogástrico u orogástrico, es preferible la segunda sobretodo en el trascurso de transición entre la sonda-boca, para así poder estar libre la cavidad oral y poder realizar todos los movimientos sin ningún tipo de interferencia.

A pesar de potenciar la succión nutritiva, hay que valorar a nivel sensitivo, las estructuras anatómicas y funcionales por si requiere de tratamiento específico y potenciar el desencadenamiento de los reflejos. Es por ello que no hay un programa general para el niño prematuro sino una programación individualizada para cada niño.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

Silvia Domenech Martínez, diplomada en logopedia, col. nº 46308. Master en Atención Temprana. Logopeda del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana y del programa Intrahospitalario de la Fundación Salud Infantil de Elche.

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros:

Campos Montero, Z. I. (2010). Problemas de alimentación en lactantes. Segunda parte: fase oral y faríngea. Artículo de revisión. Acta pediátrica costarricense, 22 (1), 14-22.

Le Metàyer, M. (1995). Reeducación cerebro-motriz del niño pequeño. Barcelona: Editorial Masson.

Piñero Peñalver, J., Pérez-López, J., Vargas Torcal, F., y Candela Sempere, A.B. (2014). Atención Temprana en el ámbito Hospitalario. Madrid: Editorial Piramide.

 

Referencias en el texto:

(1) American Speech-Language Hearing Association (2009). The Complexity of Transitioning to Oral Feeds in Preterm Infants, Special Interest Group. Perspective on Speech Science and Orofacial Disorders, 19(1), 52-57

(2) Villamizar Carvajal, B., Vargas Porras, C., y Díaz Martínez, L. A. (2010). El progreso de la alimentación oral del recién nacido prematuro. Salud Universidad Industrial Santander. 42,  262-270

EL PAPEL DE LOS HERMANOS EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

Tenemos dos hijos y el pequeño tiene un trastorno del lenguaje. El pequeño rechaza el juego con el mayor y nos han dicho unos amigos que deberíamos favorecer que jueguen, que eso le puede venir muy bien para mejorar su lenguaje pero no sabemos cómo hacerlo. ¿Realmente es importante el juego para el desarrollo del lenguaje del pequeño?

A veces no se le da la suficiente importancia que tiene, pero los hermanos mayores suponen un gran impacto en la vida de sus hermanos pequeños y son el modelo a seguir en numerosos aspectos, tales como el desarrollo del lenguaje, la alimentación, la personalidad, etc. Deben tener en cuenta que los niños pasan la mayor parte del tiempo juntos, se entretienen jugando, haciendo dibujos, etc.; y es ahí donde se afianza el desarrollo del lenguaje y las relaciones interpersonales.

Los hermanos mayores suelen corregir e intentan guiar al hermano pequeño en sus conductas y en la realización de diversas actividades, y para ello emplean constantemente el lenguaje. Incluso hay investigadores que estiman que, en el desarrollo de la teoría de la mente, "dos hermanos mayores valen como un año de edad cronológica" (Perner, 2000) debido a las reflexiones, argumentaciones y explicaciones que proporcionan los hermanos mayores para hacerles comprender.

Podemos decir que, por un lado, los hermanos mayores proporcionan un modelo práctico de conducta que los más pequeños observan y asimilan; pero por otro lado, pueden ser una influencia negativa en la adquisición de malos hábitos, como una deglución atípica, una pronunciación incorrecta de los sonidos, etc.; ya que los niños pequeños son susceptibles de recoger o tomar como normales los malos hábitos de sus hermanos.

La interacción entre hermanos, por tanto, puede potenciar enormemente el desarrollo de los niños, es una relación especial en la que son muchas las experiencias, momentos y confidencias compartidas, y esto contribuye en el desarrollo del lenguaje. Asimismo, con los hermanos, se interactúa de igual a igual, contribuyendo y enriqueciendo el desarrollo social y afectivo, ya que se comparte, se convive y se sienten afectos.

Por esta razón, los adultos deben entender y ser conscientes en todo momento de esta situación y es fundamental para ello no comparar el desarrollo lingüístico de los hermanos, sino buscar el apoyo entre ambos, que se den cuenta de que las metas de cada uno de ellos son objetivos comunes, que colaboren y que se ayuden.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

Alicia Ortuño Ibáñez, logopeda col. nº46739 Máster en Intervención Logopédica Especializada. Coordinadora de Logopedia a domicilio en Valencia y Logopeda en la Oficina de Atención Social del Colegio de Médicos de Valencia

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros:

 Berger: Psicología del Desarrollo. Infancia y Adolescencia. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.

Owens, R.E. Desarrollo del lenguaje. Pearson Educación. Madrid, 2003.

Harris, S.L. Los hermanos de niños con Autismo. Su rol específico en las relaciones familiares. Narcea, S.A. Madrid, 2001.

Rondal, J.A. El desarrollo del lenguaje. ISEP. Barcelona, 1999.

Gottlieb, S.E. El niño de tres años. Medici. Madrid, 1999.

Vigotsky, S.L. Pensamiento y Lenguaje. Paidos. Barcelona, 1995.

 

Referencias en el texto:

 (1)    Berger: Psicología del Desarrollo. Infancia y Adolescencia. Editorial Médica Panamericana. Madrid, 2007.

REHABILITACIÓN LOGOPÉDICA DE LA AFASIA

Mi padre ha sufrido un infarto cerebral hace un mes y le ha dejado secuelas importantes en su habla. El médico nos ha dicho que la afasia es de tipo Broca y que después del alta podría servirle favorablemente la rehabilitación informatizada por parte de un logopeda. ¿Podrían explicarnos de que se trata y si es un tratamiento siempre eficaz?

Efectivamente, después de un infarto cerebral es posible que queden secuelas que afecten al lenguaje. En el caso de la afasia motora o de tipo Broca, se debe a lesiones que afectan al lóbulo frontal, bien localizadas en el área de Broca (áreas 44 y 45 de Broadmann), bien en áreas circundantes (áreas 6, 8, 9, 10 y 46) (1).

La afasia de tipo Broca se caracteriza por una expresión verbal muy afectada con una comprensión relativamente mejor, aunque también afectada. El lenguaje espontáneo presenta una importante alteración de los mecanismos articulatorios, un vocabulario restringido, agramatismo y una severa reducción de la longitud de la frase. También presenta agrafia y en ocasiones apraxia ideomotora. La mayoría de pacientes con afasia de Broca también presenta un déficit motor del hemicuerpo derecho (2).

En cuanto a la recuperación de este tipo de lesiones, en la década de los años 80 se desarrolló el concepto de neuroplasticidad cerebral, describiendo el cerebro como un órgano no estático, sino dinámico (3) lo que permitiría recuperaciones funcionales a partir de diferentes estrategias rehabilitadoras.

Basándose en estas teorías de recuperación funcional del cerebro y neuroplasticidad, numerosos estudios y la práctica clínica demuestran que la rehabilitación logopédica es efectiva en la mayoría de casos y que esta eficacia aumenta en función de la intensificación de la terapia en los primeros meses de la lesión. A tal efecto, la utilización de programas informáticos específicos es, hoy por hoy, una valiosa ayuda a los profesionales de la logopedia, ya que permiten intensificar la terapia de una forma sencilla, efectiva y económica.

Estos programas consisten en ejercicios informatizados específicos que trabajan diferentes funciones cognitivas como la atención, la memoria, el lenguaje y las funciones ejecutivas, de una manera sistemática. Aunque el paciente puede ser autónomo a la hora de realizar estos ejercicios, es importante que estén supervisados ​​por un profesional logopeda que haga un programa de intervención adecuado y un seguimiento de la evolución.

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

Laura Augé Domènech. Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona. Postgrado en Patologia del Llenguatge del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. NÚM. Col. 08-0928

Coordinadora del Master en Neurologopedia de l’Escola de Patologia del Llenguatge de l’Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona

 

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Cuetos Vega, F. (2004). Evaluación y Rehabilitación de las Afasias. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Helm-Estabrooks, A. (2005). Manual de la Afasia y de Terapia de la Afasia. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Muñoz Céspedes, J.M., Tirapu Ustárroz, J. (2001) Rehabilitación neuropsicológica. Madrid: Editorial Síntesis.

Fernández Guinea, S., López-Higes, R. (2005) Guía de intervención logopédica en las afasias. Madrid: Editorial Síntesis. 

 

REFERENCIAS EN EL TEXTO

(1) Porta-Etessam, J., Núñez-López, R., Balsalobre, J., López, E., Hernández, A., Luna, A. (1997). Lenguaje y afasias. Revista Neurol 1997;25 (144):1269-1277

(2) Vendrell, J.M. Las Afasias:semiología y tipos clínicos. Revista Neurol 2001;32 (10):980-986

(3) Cullell Gómez, N. i Vendrell Brucet, J.M. Aplicación de las nuevas tecnologías en los programas de intervención cognitiva para personas con deterioro. Alzheimer. Real Invest Demenc. 2008:38:14-20

 

EL PAPEL DEL LOGOPEDA EN LA ENFERMEDAD DE HUNTINGTON

Mi amigo tiene 46 años y sufre Corea de Huntington. Me preocupa mucho su calidad de vida, sobretodo que no le pase nada a la hora de comer (como atragantarse). Ahora sé que hay logopedas que rehabilitáis eso, ¿podría evitarse si va a terapia logopédica que le pongan sonda?

La Enfermedad de Huntington (dejó de introducirse el término “Corea” como forma de denominación de esta patología cuando se observó que no era el más significativo de los síntomas) es una patología que supone una neurodegeneración de diferentes zonas cerebrales que da como consecuencia sintomatología que incapacita a la persona en sus actividades de la vida diaria, siendo una de éstas su alimentación (tanto en la hidratación como en la nutrición). Si tenemos en cuenta el dato de que un 42 % de las personas que padecen Enfermedad de Huntington mueren como consecuencia de una neumonía aspirativa (1) encontramos más que acertada su pregunta. Esta fatal consecuencia se produce por uno de los síntomas que pueden haber encontrado en sus informes médicos y que nadie les haya explicado aun, la “disfagia” (incapacidad para poder tragar líquidos y/o sólidos derivada de un daño cerebral).

Si bien es cierto que el sueño de todo profesional que se enfrenta a este tipo de enfermedades es recuperar la situación de normalidad de su paciente, la falta de un tratamiento médico que logre frenar sus efectos devastadores limita esta intervención a la hora de poder rehabilitar como tal las capacidades de la persona afectada y poder permitir que vuelva a una situación de normalidad. Ello no quita que la intervención logopédica no sea eficaz y necesaria en este tipo de casos y que se pueda enfocar a facilitar la calidad de vida de la persona y preservar el máximo posible sus capacidades.

El papel del logopeda dentro de su intervención en la Enfermedad de Huntington pasa por diferentes funciones:

-Informar correctamente tanto a familiares como afectados del mecanismo normal de deglución y síntomas comunes de disfagia como vía de prevención y control de posibles alteraciones en la mecánica deglutoria.

-Ejecución de programas de intervención en motricidad orofacial (ejercicios dinámicos y estáticos que busquen mantener la funcionalidad del sistema orofacial el máximo tiempo posible) y comunicación y lenguaje (tareas que busquen facilitar la expresión de lenguaje así como el uso de vías alternativas de comunicación dentro de su entorno).

-Ofrecer soluciones en materia de adaptación la ingesta de sólidos y/o líquidos que aseguren una adecuada nutrición e hidratación, bien mediante el uso de espesantes, adaptación de sólidos según las capacidades deglutorias del afectado en cada momento o el uso de diferentes productos alimenticios que existen en el mercado actualmente y que pueden facilitar la deglución.

-Luchar para que el restos de profesionales sanitarios conozcan nuestra labor y puedan introducirse nuestras acciones en los protocolos de actuación.

El logopeda será el profesional que actuará como guía en materia de deglución y comunicación a lo largo de la enfermedad, ofreciendo las soluciones oportunas dependiendo del estadio de la enfermedad y de las características de cada persona. A pesar que son escasos los estudios que se han podido realizar acerca de la intervención terapéutica en casos de Enfermedad de Huntington (2), en muchos de ellos se ha visto la necesidad y el beneficio de la intervención del logopeda para ofrecer una mejor calidad de vida a los afectados (3).

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas De la Comunitat Valenciana:

Jaime Paniagua Monreal.  Diplomado en Logopedia por la Universidad de Valladolid. Nº Col 28/0314 Especialista en intervención multidisciplinar en daño cerebral sobrevenido y rehabilitación cognitiva.

Logopeda en la Asociación de Corea de Huntington Española. Logopeda en la Fundación Pita López. Creador del programa COMUNIC-ACCIÓN

 

Podrá obtener más información acerca de esta patología en la siguiente bibliografía:

López del Val J., Burguera Hernández J.A. Enfermedad de Huntington.  Ed. Panamericana.

Natalia Melle. Guía de intervención logopédica en la disartria. Ed. Síntesis.

García Ribas, G. , López Sendón, J. ,  García de Yebenes, J. Enfermedad de Huntington. Guía Médica. 

Dickson, D. W. , Weller. R. O. Neurodegeneración. Ed. Panamericana.

Jurado, M. A. ,Mataro M. Neuropsicología de las enfermedades neurodegenerativas.  Ed. Sintesis.

Génova, L. El destino de los O´Brien. Ediciones B.

 

Referencias en el texto:

(1)  López del Val, J., Burguera Hernández, J.A. . Enfermedad de Huntington. Ed. Panamericana.

(2)   Heemskerk, AW; Roos RA, Dysphagia in Huntington's disease: a review.

(3) Montagut, N. ,  Gazulla, D.; Barreiro, S.;  Muñoz E. La disfagia en la Enfermedad de Huntington: propuesta de intervención logopédica. Revista Logopedia, Foniatría y Audiología.

EL PAPEL DEL FAMILIAR EN LA INTEGRACIÓN DEL LENGUAJE EN LA VIDA DIARIA DE PACIENTES CON DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

Mi madre recibe atención del logopeda en el hospital porque sufrió un ictus que le ha dejado secuelas en el lenguaje. Han pasado 3 meses y aunque el especialista nos dice que sí hay mejoras en sus sesiones, nosotros en casa no lo vemos. ¿Esto es normal? ¿Debería venir una logopeda a casa para que mi madre utilice también con nosotros lo que aprende en el hospital o esperamos a que vaya haciéndolo ella sola con el tiempo?

En pacientes con daño cerebral adquirido y sus consecuencias debemos abordar el tratamiento y la integración del mismo en la vida diaria del paciente desde el hospital de forma conjunta con los familiares para una mayor efectividad.

Durante la etapa post aguda del Ictus dos o tres primeros meses es la etapa con mayor recuperación. Según estudios realizados por Friedman Pullvermuller y Marcelo Bethier junto colaboradores (1, 2, 3): la práctica intensiva verbal incrementa la plasticidad neuronal. Practicando dicho lenguaje en un contexto de acción reacción e  interactuando con otras personas mejora la generalización.

Es algo habitual que en pacientes con daño cerebral adquirido el lenguaje tarde en integrase ya que dicha evolución y el tiempo depende de varios factores: la naturaleza y la severidad de la lesión, la motivación del paciente hacia el aprendizaje, las alteraciones cognitivas subyacentes y la severidad de la patología.

Generalmente el proceso de rehabilitación es largo, lento y el lenguaje va recuperando de forma gradual.

Los familiares jugáis un papel esencial.

Se pueden marcar programas de rehabilitación y de entrenamiento que podéis llevar a cabo con la guía y supervisión adecuada del logopeda del hospital con el objetivo que mejoréis la generalización del lenguaje en casa.

 

Laura Montalva García
Laura Montalva García

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Laura Montalva García

Logopeda colegiada Nº 46517

Especialista intervención logopédica en daño cerebral adquirido

 

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros y/o artículos:

Fernández, S. López-Migues, R. Guía de intervención logopédica en afasias, Síntesis, 2005.

Enlace externo: Cuadernos FEDACE sobre Logopedia y Daño Cerebral Adquirido (CLIC para abrir el documento)

 

Referencias en el texto:

(1) Pulvermüller F., ML Berthier - Enlace externo: Aphasiology Aphasia therapy on a neuroscience basis (2008) 

(2) Pulvermüller, F. et al. Constraint-induced therapy of chronic aphasia following stroke. Stroke 32, 1621-1626 (2001)

(3) Pulvermüller, F., Hauk, O., Zohsel, K., Neininger, B. & Mohr, B. Therapy-related reorganization of language in both hemispheres of patients with chronic aphasia. Neuroimage, in press (2005).

¿DOS IMPLANTES COCLEARES?

Nuestra hija nació sorda hace tres meses y estábamos convencidos que le pondríamos un implante coclear. Ahora tenemos que tomar la decisión de si ponemos uno solo o uno en cada oído. Estamos buscando información acerca de los posibles beneficios. ¿Podrían ayudarnos?

 

En la mayoría de los niños implantados en edades por debajo de los dos años se esperan resultados muy buenos en cuanto a la adquisición de la lengua oral, tanto implantados en un solo oído como en los dos. Se espera que su voz sea normal y su pronunciación inteligible, que la adquisición de la gramática y el léxico se aproxime al proceso natural y que sus habilidades de comunicación ordinarias sean perfectamente satisfactorias (1).

Sin embargo en algunos casos la facilidad de adquisición de los niveles básicos del lenguaje puede enmascarar mayores dificultades en los usos sofisticados de la lengua como puedan ser los de manejo del discurso elaborado y las relaciones con el pensamiento matemático o simplemente con el rendimiento escolar (2).

El tema de las dobles implantaciones es relativamente reciente pero ya hay suficientes casos a nivel mundial y se están presentando resultados de series con bastantes niños portadores de dos implantes. No parece haber ninguna duda acerca de que las dobles implantaciones ofrecen mejores resultados en cuanto a la capacidad discrimitativa del habla en condiciones de ruido y la de la localización de los sonidos. Los equipos de investigación están tratando de resolver la cuestión que a ustedes les preocupa sobre el efecto en el desarrollo del lenguaje y el impacto en la escolarización.

En un estudio de la universidad de Melbourne publicado en 2014 (1) se investigó los resultados de la condición de ser portador de uno o dos implantes. Los resultados fueron a favor de la doble implantación para el vocabulario y la gramática aunque no se encontró diferencias importantes en los usos comunicativos básicos del lenguaje. Las diferencias encontradas en este estudio parecen indicar que la variable más importante actualmente es la precocidad de la implantación, que es la que mayor peso tiene en el conjunto de resultados. Las variables ambientales son también muy importantes, fundamentalmente la de la implicación familiar para proporcionar horas de interacción comunicativa de alta calidad y de apoyo en las tareas escolares. Estas tres variables (la condición de doble implante, la precocidad, la implicación de la familia) junto con el cociente intelectual son predictores de los resultados entre un 60% y un 70%, lo que indica que hay otros aspectos que también pueden influir.

También se está investigado sobre el impacto de la doble implantación en los resultados académicos. En otro estudio de la misma universidad publicado en 2015 (2) en el que participaron 44 niños de ocho años se comprobó que la proporción de niños que se situaban en el nivel medio o alto en los resultados académicos en las áreas de matemáticas y de lenguaje oral y escrito era inferior a los normo oyentes. El área más débil fue la de matemáticas y la más fuerte la de lenguaje escrito.

Las variables más importantes en cuanto a la predicción del rendimiento académico son tres: la edad de implantación, la presencia de dos implantes y la implicación familiar en el proceso de habilitación del lenguaje y del seguimiento y apoyo a la escolarización. La edad de implantación es la primera de ellas y  los datos parecen estar a favor de la implantación más temprana posible. La segunda variable indica mejores resultados en los niños con dos implantes cocleares frente a los que llevan uno y la precocidad de la segunda implantación también predice mejores resultados académicos. La tercera variable nos indica que el tiempo que dedican las familias es fundamental para que los niños alcancen los mejores resultados académicos en su escolarización.

Como pueden observar los estudios coinciden en resaltar el valor de la implantación lo más precoz posible y en que los implantes dobles aportan mejores resultados. Sobre la primera afirmación ya hay mucha evidencia científica acumulada. Sobre la segunda se empiezan a obtener resultados debido que hay menos niños con dos implantes. Hay que tener en cuenta que el proceso de desarrollo global y del lenguaje en particular es muy complejo y que influyen muchas variables, además de las que hemos señalado.

El mejor consejo que podemos darles es que busquen un centro implantador de su confianza y que trabajen a fondo con los profesionales que les indicarán que pasos deben ir afrontando.

 

Dr. José Francisco Cervera Mérida
Dr. José Francisco Cervera Mérida

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Dr. José Francisco Cervera Mérida, logopeda, Colegiado nº 46121, director de la Clínica Universitaria de Logopedia de la Universidad Católica de Valencia

 

 

 

 

-----------------

MÁS INFORMACIÓN: se abre la información en una nueva ventana al hacer clic sobre el texto.

Asociación de Implantados Cocleares de la Comunidad Valenciana (AICC)

Implantes Cocleares. Comisión de expertos del Comité Español de Audiofonología – CEAF Real Patronato sobre Discapacidad (Abril 2005)

Descarga directa pdf (2,39 MB): Programa de implantes cocleares e implantes auditivos de troncocerebral_Universidad de Navarra

 

Referencias en el texto:

(1) Montag, J. L., AuBuchon, A. M., Pisoni, D. B., & Kronenberger, W. G. (2014). Speech Intelligibility in Deaf Children After Long-Term Cochlear Implant Use. Journal Of Speech, Language & Hearing Research, 57(6), 2332-2343 12p. doi:10.1044/2014_JSLHR-H-14-0190

(2) Sarant, J. Z., Harris, D. C., & Bennet, L. A. (2015). Academic Outcomes for School-Aged Children With Severe--Profound Hearing Loss and Early Unilateral and Bilateral Cochlear Implants. Journal Of Speech, Language & Hearing Research, 58(3), 1017-1032 16p. doi:10.1044/2015_JSLHR-H-14-0075

SECUELAS DESPUÉS DE OPERARLE DE LAS AMÍGDALAS

A mi hijo de 4 años le fueron le fueron extirpadas las amígdalas hace un mes, y ahora su voz es gangosa, tampoco puede pronunciar algunas vocales. Esto fue debido que durante la intervención quirúrgica, por alguna causa paralizo  los pilares del velo del paladar. Ahora le recomendaron hacer un tratamiento de estimulación por un especialista en fonoaudiología, para recuperar su voz. Quiero saber si dicho tratamiento es efectivo, y en caso que no lo sea, que opciones tengo para que pueda hablar normalmente. Gracias

De la lectura de su consulta, deduzco que la inflamación inicial ya ha revertido, pero persisten los síntomas de la hipernasalidad y las dificultades articulatorias y por ello le han indicado la necesidad de iniciar la rehabilitación logopédica. Imagino que ya le habrán explicado que esta falta de movilidad del velo del paladar es la responsable de que la cavidad oral y nasal no se encuentren totalmente selladas durante la emisión del habla, permitiendo que el aire escape por la nariz y provoque la voz gangosa que me describe. Entiendo además que no se han detectado en el niño problemas al tragar y el tratamiento del niño únicamente debe centrase en la recuperación de la movilidad del velo del paladar, la mejora de su resonancia y la resolución de esas pequeñas dificultades articulatorias que me comenta (Coll-Florit,& Col, 2014). 

Doy por hecho que previamente a la cirugía les explicarían las complicaciones que podían surgir, entre ellas, la del posible trauma quirúrgico (Arabolaza &col, 2014; Carvalho & Col 2013; Alvo & Sedano, 2015). al extirpar las amígdalas ya que se encuentran justo entre los pilares anterior y posterior del velo del paladar y cuya mayor dificultad precisamente es la determinación del área de resección que permite que el músculo elevador del paladar superior se mantenga preservado. No obstante, no siempre resulta fácil ya que todos los paladares no son iguales y cuando se produce dicha lesión se genera este cuadro que me describe a la perfección. (Jofré & Heider, 2015).

El periodo de la posible recuperación espontánea se sitúa entre los 6-12 meses posteriores a la amigdalectomía (Alvo&Sedano, 2015), no obstante, conviene actuar cuanto antes para agilizar el proceso y sobre todo por si este no se llevara a cabo de forma espontánea.

En cuanto a la eficacia del tratamiento por el que me pregunta, debo indicarle algunas consideraciones:

En líneas generales, el tratamiento indicado en un niño de la edad de su hijo, incluye la estimulación sensoriomotríz de la zona afectada (estimulación térmica con frio y con materiales miofuncionales) (Bartuilli y col, 2007) en combinación simultánea con técnicas de voz, puesto que no parece existir efectividad en el tratamiento aislado de la movilidad para mejorar la resonancia o el habla (Prater, 1986). Con todo ello, debería ser posible corregir las alteraciones que ha provocado la disfunción del mecanismo velofaríngeo que en estos momentos no consigue un cierre adecuado, debido a la parálisis.

Sin embargo, actualmente existen diversas técnicas instrumentales en las clínicas logopédicas, que permiten potenciar el efecto del tratamiento tanto de la movilidad de las estructuras como de la calidad vocal, como puedan ser los equipos de biofeedback (BF) capaces de proporcionar retroalimentación inmediata al sujeto sobre sus funciones fisiológicas (por ejemplo, aparece un muñeco si no hay escape nasal) o bien la electroestimulación (NMES), que fundamenta su actuación en la aplicación de una corriente eléctrica capaz de producir artificialmente la excitación de la fibra muscular o nerviosa.

Por tanto, el éxito de la intervención va a depender en gran medida de las competencias profesionales del logopeda que vd. seleccione para realizar la intervención, dado que su abordaje precisará de una amplia experiencia profesional en tratamiento de la voz, así como de su capacidad para valorar los posibles beneficios de la aplicación de un protocolo de electroestimulación sensorial y motora del velo del paladar (Guimaraes & Guimaraes, 2013) ajustado a las necesidades del caso, resultando imprescindible el conocimiento de la utilización de los dispositivos intraorales (en el caso que nos ocupa), los tipos de corriente, frecuencia, intensidad y tiempo de aplicación, dado que una mala praxis podría resultar perjudicial.

Por otra parte, la efectividad del tratamiento para disminuir la hipernasalidad se basa en la combinación de terapia de voz unida a retroestimulación visual que potencie la sensibilidad auditiva del paciente a identificar la resonancia alterada (voz gangosa) y efectuar las correcciones oportunas (Prater, 1986). Para ello existen desde sencillos dispositivos que permiten visualizar el movimiento de una bolita cuando hay escape de aire por la nariz ( See escape), hasta complejos equipos informáticos (Biofeedback) que asocian su software a presentaciones en formato de juegos, especialmente atractivas para niños pequeños, y cuya efectividad ha quedado demostrada tanto en población infantil como en adulta (Vallino& col, 2011).

Con todo ello, creo que cabe mostrarse esperanzados en cuanto a la recuperación de la voz de su hijo. No obstante, si finalmente no se consiguieran los objetivos propuestos, se deberá valorar por el servicio de otorrino la posibilidad de realizar una cirugía correctiva del velo del paladar.

 

Cristina Peris Hernández
Cristina Peris Hernández

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

 Cristina Peris Hernández Col. 46515 Logopeda del CAT de ASPAS Castellón-Hélix

 

  

 

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros y/o artículos:

 Alvo, A., & Sedano, C. (2015). Complicaciones velofaríngeas de adenoamigdalectomía. Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello75(3), 286-294.

Arabolaza, M. E., Basile, M., & Paoli, B. P. Indicaciones y complicaciones de adenoamigdalectomía. Revista Faso (2014) 21 - Nº 2 - 2014

 Bartuilli, M., Cabrera, P.J. & Periñán, M.C. (2007). Guía técnica de intervención logopédica. Terapia miofuncional. Madrid: Síntesis.

 Carvalho, C. M., Clodic, C., Rogez, F., Delahaye, L., & Marianowski, R. (2013). Adenoidectomía y amigdalectomía. EMC-Cirugía Otorrinolaringológica y Cervicofacial14(1), 1-14.

 Conessa, C., Hervé, S., Goasdoué, P., Martigny, E., Baudelle, E., & Poncet, J. L. (2005). Insuficiencia velofaríngea. EMC-Otorrinolaringología34(4), 1-11.

Coll-Florit, M., Vila-Rovira, J. M., Aguado, G., Fernández-Zúñiga, A., Gambra, S., & Perelló, E. (2014). Trastornos del habla y de la voz. Editorial UOC.

Guimaraes , B., Guimaraes, M. (2013) Eletroestimulaçao Funcional (EEF) em Disfagia Orofaríngea. Sao Paulo: Pulso

Jofré, D., & Heider, C. (2015). Complicaciones posamigdalectomía: Revisión desde la evidencia. Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, 75(3), 275-285.

 Prater, R. J., & Swift, R. W. (1986). Manual de terapéutica de la voz. Salvat Editores.

Vallino‐Napoli, LD, Howard, S., & Lohmander, A. (2011). Evaluation and Evidence‐Based Practice. Cleft Palate Speech: Assessment and Intervention , 317-358.

Enlace externo: http://www.otorrinoweb.com/es/3013.html

MI ABUELA HA PERDIDO EL LENGUAJE TRAS UN ICTUS

Buenos días, nuestra consulta es la siguiente. Mi abuela tiene 86 años y estaba perfecta pero hace unos meses sufrió un ictus. Los médicos que la han tratado nos dijeron que en el TAC salía medio hemisferio oscuro y que era grave. Que no podría mover la parte derecha del cuerpo ni muy probablemente hablar. Ahora mismo está ya en casa y mueve las manos coordinadas y también la cara, la mandíbula… y come con algo de ayuda como si no tuviera parálisis (sí se le ha quedado una pierna sin fuerza). Le canto a veces porque le gusta mucho y ella de pronto canta algún trocito también, nos mira y parece que nos entiende y saluda o se despide diciendo el nombre de mi padre, mi prima… pero es un poco extraño. ¿Cómo podemos saber si realmente nos entiende o entiende las circunstancias que le rodean? Yo pruebo a hacerle preguntas, pero me he dado cuenta de que si cambio la forma de hacerlo responde como si lo hiciera de forma aleatoria… gracias y un saludo.

Buenos días, por lo que comenta su abuela al sufrir el ictus presenta una lesión en el hemisferio izquierdo cuya extensión es amplia, es por ello que la movilidad del lado derecho está afectada  ya que información cerebral se cruza y la lesión del hemisferio izquierdo también llamado parlante  nos indica la presencia de un trastorno afásico.

El término afasia define cualquier alteración en la percepción y /o expresión del lenguaje, como consecuencia de una lesión cerebral. Una manera práctica de describir ordenadamente a las afasias es atendiendo a la localización y extensión de la lesión (1).

El tipo de afasia, su lesión y componentes lingüísticos alterados son distintos para cada persona.

Las canciones y saludos forman parte del lenguaje automático, esto es  una forma de expresión espontánea, producida sin la intervención de la voluntad del sujeto en expresarlo. Es por ello que las personas con una lesión así son capaces de producir canciones, días de la semana, números, palabrotas… y no pueden articular las palabras que desean.

Por lo que comenta su familiar probablemente presente una afasia global eso implica que está afectada la comprensión y la expresión. Puede que sea capaz de comprender algunas palabras y/o producir otras.  Para conocer el nivel de afectación lo mejor sería realizarle una valoración del lenguaje por parte de un logopeda usando un test  o batería de valoración del lenguaje en afasias. Los más utilizados son el test de Boston, test Barcelona o batería Westerm. Una vez realizada esta, el logopeda podrá orientarle sobre la mejor forma de comunicarse con su familiar; el tipo de frases que debe usar para favorecer la comprensión y estrategias para favorecer la expresión de sus demandas y deseos.  Así como de su tratamiento.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunidad Valenciana:

Almudena Valle Sastre , logopeda, Colegiada nº EX 06/0004

Almudena Valle Sastre
Almudena Valle Sastre

 

 

 

 

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros y/o artículos:

Berthier M.L.: Afasia secundaria a accidente cerebrovascular: Epidemiología, fisiopatología y tratamiento. Drugs and Aging 22 (2):163- 182, 2005

Peña Casanova J. Rehabilitación de la afasia y trastornos asociados. Barcelona. Masson 1995

Vendrell J.M: Las Afasias, semiología y tipos clínicos. Rev. Neurol. 2001: 32: 980-6

Vigotsky, S.L. Pensamiento y Lenguaje. Paidos. Barcelona, l995.

 

Referencias en el texto:

(1)    Anatomía de los órganos del lenguaje, visión y audición Rodriguez , Smith-Ágreda Ed. Médica Panamericana, 2004

------------------------------------------

Clasificación de las afasias por su localización. Imágenes extraídas de la web http://www.jocassan.com/

imagen localizaciones daño en afasia

 

 

MI HIJA RESPIRA POR LA BOCA, ¿ES ESTO REALMENTE UN PROBLEMA?

A mi hija de 5 años le operaron de vegetaciones hace  unos meses. El pediatra nos ha dicho en la revisión que la deriva a un logopeda para que aprenda a respirar otra vez por la nariz. Nos han alarmado un poco porque nos ha dicho que respirar por la boca puede ser lo que esté haciendo que hable mal (algunos sonidos no los dice bien) o que a veces se quede hasta sin voz.  ¿Es de verdad necesario que vaya a un logopeda o ella va a aprender a respirar como los demás si se lo decimos?

Efectivamente su pediatra le ha dado un buen consejo, después de un largo tiempo en que la vía aérea nasal ha estado obstruida por las vegetaciones, la única posibilidad que le quedaría a su hija para tomar aire es por la boca, instaurando así una respiración oral.

Muchas veces pensamos que quitando el problema de obstrucción se vuelve espontáneamente a la respiración nasal, pero esto está lejos de la realidad, especialmente cuanto mayor sea el tiempo de mantenimiento de las vegetaciones. Su hija ha automatizado un patrón respiratorio oral y necesitará de un logopeda para, en primer lugar, desinstaurar ese patrón y establecer un patrón respiratorio nasal, pero también para tratar las consecuencias derivadas de las alteraciones en el desarrollo dentofacial y de las funciones orofaciales que ese patrón conlleva. Algunas de ellas ya las menciona usted en su pregunta (los problemas de articulación y de voz) por ser quizás las más evidentes, pero faltan otras que sólo un ojo clínico especializado no pasará por alto.

Los niños respiradores orales, que clásicamente vemos permanentemente con la boca abierta durante casi todo el día, presentan un descenso de la mandíbula y la lengua e inclinan la cabeza hacia atrás enderezándola. Por lo tanto si se mantiene estos cambios posturales en el tiempo se provocaría:

-Un aumento de la altura facial, pudiendo erupcionar los dientes posteriores en exceso

-Post-rotación de la mandíbula

-Compresión y protusión de la arcada dental superior con posible mordida cruzada posterior uni o bilateral y aumento del resalte

-Por su posición de lengua baja y a veces adelantada en reposo (para poder dejar paso al aire en la respiración) habrá tendencia a la mordida abierta anterior y a interponer la lengua entre los dientes anteriores acompañando así problemas de deglución atípica y/o succión labial.

-Deficiente crecimiento de la nariz con tendencia a ser pequeña con orificios nasales y aleteo nasal poco desarrollados

Todas estas alteraciones pueden llevar al niño a tener problemas en las distintas funciones del sistema orafacial: la masticación, la deglución y la articulación de los fonemas, pero además deberíamos observar también los hábitos de sueño, la existencia de ronquidos y/o apneas, así como problemas en la voz (ya que la respiración oral no permite el paso del aire por la nariz que es la que cumple la función de filtrado y limpieza del aire y de regulación de la temperatura del mismo).

Con todo esto, las opciones de tratamiento en la actualidad deberían ser multidisciplinares. En primer lugar, como usted ya ha hecho, se necesita de la visita al otorrinolaringólogo que será el encargado de eliminar el problema de obstrucción nasal y que también podrá valorar y diagnosticar cualquier problema de voz. Hasta aquí sólo hemos realizado el primer paso.

En segundo lugar, su hija debería ser evaluada por un ortodoncista para la realización de un estudio completo de cómo está siendo el desarrollo dentofacial. Hemos de tener en cuenta que la correcta realización de las funciones (masticación, deglución, etc.) necesita a veces de ciertos requisitos estructurales, por ejemplo, si su hija presenta una mordida cruzada sabemos que masticará sólo por ese lado teniendo una masticación unilateral, sería necesario corregir este problema a nivel estructural primero para poder trabajar a nivel logopédico una correcta masticación bilateral alterna.

En tercer lugar, el encargado de intervenir sobre las funciones orofaciales, una vez eliminada la obstrucción nasal y realizado el estudio ortodóncico, es el logopeda especializado en terapia miofuncional o motricidad orofacial, que evaluará cuidadosamente la respiración, masticación, deglución, articulación y fonación de su hija y detectará la presencia o no de malos hábitos orales. La intervención se ajustará a las alteraciones encontradas por el logopeda y pueden incluir ejercicios en todas las áreas mencionadas. También existe la posibilidad de utilizar unos aparatos funcionales intraorales que deben ser elegidos por el logopeda y el ortodoncista y que ayudan enormemente a mantener el hábito de respiración nasal durante la noche, complementando así el tratamiento.

 Como usted habrá observado el problema de la respiración oral es un problema complejo que requiere de la intervención de varios especialistas y que es necesario corregir para evitar alteraciones del desarrollo craniofacial.

 

 Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Carlos Vidal Úbeda

Col. 46042

Logopeda del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón

 

Pueden encontrar más información sobre este tema en los siguientes libros y/o artículos:

Bartuilli, M., Cabrera, P.J. & Periñán, M.C. (2007). Guía técnica de intervención logopédica. Terapia miofuncional. Madrid: Síntesis.

Bigenzahn, W. (2004). Disfunciones orofaciales en la infancia. Diagnóstico, terapia miofuncional y logopedia. Barcelona: Ars Médica.

Zambrana, N. & Dalva, L. (1998). Logopedia y ortopedia maxilar en la rehabilitación orofacial. Tratamiento precoz y preventivo. Terapia miofuncional. Barcelona: Masson.

Segovia, M.L. (1988). Interrelaciones entre la odontoestomatología y la fonoaudiología. La deglución atípica. 2ª Edición. Buenos Aires: Panamericana.

Queiroz Marchesan, I. (2002). Fundamentos de fonoaudiología. Aspectos clínicos de la motricidad oral. Buenos Aires: Panamericana

Borrás, S. & Rosell, V. (2006). Guía para la reeducación de la deglución atípica y trastornos asociados. Valencia: Nau Llibres.

Padrós Serrat, E. (2006). Bases diagnósticas, terapéuticas y posturales del funcionalismo craneofacial (Tomos I y II). Madrid: Ripano.

Susanibar, F., Parra, D. & Dioses, A. (2013). Motricidad orofacial. Fundamentos basados en evidencias. Madrid: Editorial EOS.

Susanibar, F., Marchesan, I., Parra, D. & Dioses, A. (2014). Tratado de evaluación de motricidad orofacia y áreas afines. Madrid: Editorial EOS