bebé sentado en una trona

¿LOGOPEDIA EN NIÑOS PEQUEÑOS?

Mi hijo es muy pequeño, tiene 7 meses y estamos llevándole a un Centro de Atención Temprana debido a que nos han recomendado que reciba estimulación profesional especializada.  Presenta algunas dificultades para comer y su desarrollo a nivel global va muy lento. ¿Sería necesario incluir asistencia logopédica? ¿Qué papel específico desempeña el logopeda para mi hijo en la Atención temprana?

A pesar de que no tenemos detalles acerca de las causas  de estas dificultades concretas que presenta el niño, sí podemos intuir la existencia de  problemas que afectan a la alimentación/deglución como consecuencia de un retraso del desarrollo global, que hacen pensar que también puedan estar afectadas las esferas de la comunicación y el lenguaje. Por tanto, es evidente que la intervención del logopeda es necesaria tanto para corregir los problemas presentes, como para prevenir defectos futuros en el desarrollo del lenguaje.

 Aunque existe la creencia generalizada de que el logopeda sólo empieza a intervenir  a partir de que el niño empieza a hablar, lo cierto es que nuestra función puede realizarse desde el mismo momento del nacimiento, ya que el desarrollo de habilidades de comunicación comienza desde este mismo instante.  No debemos olvidar que una comunicación efectiva es esencial  para muchos aspectos de la actividad humana, especialmente para el adecuado desarrollo del aprendizaje y de la interacción social.

El logopeda que desempeña su labor en los Centros de Atención Temprana es el profesional que por su formación, está capacitado para abordar los retrasos y las dificultades en la comunicación, el lenguaje, el habla, la alfabetización emergente, y la alimentación/deglución que pueda presentar el niño.

Por otra parte,  las familias con bebés y niños pequeños  que padecen alguna discapacidad o que se entienden en riesgo de padecerla, deben recibir una atención  y asesoría, que les permita apoyar el desarrollo del niño y que esté dirigida a resolver el amplio espectro de prioridades y preocupaciones que se les pueden presentar (1).  Aquí, el logopeda tiene un papel central en la provisión de servicios y apoyos a las familias y sus niños, así como al resto de miembros del equipo de Atención Temprana (2).

En este caso concreto, al existir un desarrollo más lento de lo esperado,  es necesario potenciar el desarrollo de la comunicación y el lenguaje, estimulando al niño, y también capacitando a la familia para que le brinde el mayor número de oportunidades de aprendizaje a través de la creación de un ambiente más favorable al desarrollo comunicativo. Estas actividades deben ser vigiladas y replanteadas por el logopeda junto a la familia. De esta forma la familia-el niño y el profesional forman una triada que trabaja de manera conjunta (3).

El logopeda también puede ayudar a la familia a mejorar los problemas de alimentación/deglución que presenta el niño, ayudándoles a entender dónde radica la dificultad, y ayudándoles a encontrar y aplicar las estrategias que permitan mejorar esa condición, revisando y vigilando las transiciones oportunas a diferentes tipos de alimentos y texturas hasta llegar a la mayor  y  mejor normalización de la ingesta.

 

 Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

 Dra. Claudia Tatiana Escorcia Mora,  Fonoaudióloga/logopeda, Colegiada nº 46293

 Especialista en Atención Temprana

-----------------

Puede encontrar más información técnica sobre esto en los siguientes libros:

GAT, Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana (2000). Libro Blanco de la Atención Temprana. Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad

Gracia, M. (2003). Comunicación y lenguaje en primeras edades. Intervención con Familias. Lerida: Edit Milenio

Milla, M. & Mulas, F. (2005). Atención Temprana. Desarrollo infantil, diagnostico, trastornos e intervención. Valencia: Promolibro

 

Referencias en el texto:

(1) García-Sánchez, F. A., Escorcia, C. T., Sánchez-López, M. C., Orcajada, N. & Hernández-Pérez, E. (2014). Atención Temprana centrada en la familia. Siglo Cero. Revista Española sobre Discapacidad Intelectual, 45 (3), 251, 6-27

(2) Giné, C., Gràcia, M., Vilaseca, R. & Balcells, A. (2009). Trabajar con las familias en Atención Temprana. Revista Interuniversitaria de Formación de Profesorado, 65(23,2), 95-113

(3) Díez, A. (2008). Evolución del proceso de Atención Temprana a partir de la triada profesional-familia-niño. Revista Síndrome de Down, 25, 46-55

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *