señor sentado con sombrero

MI PADRE NO SE COMUNICA COMO ANTES

Mi padre ya se ha hecho muy mayor. Afortunadamente tiene salud y la cabeza le funciona bastante bien. Sin embargo, hemos notado que no le es fácil comunicarse como antes. El neurólogo nos ha tranquilizado y nos ha dicho que no es Alzheimer ni ninguna otra demencia. Yo sufro porque veo que me le cuesta hablar y hacerse entender. Me da la sensación de que cada vez se aparta más de sus amistades y de sus nietos porque no nos entiende o porque habla muy lento. No lo sé explicar exactamente. Me gustaría saber cómo puedo ayudarle y si un profesional podría aportar algo o al menos tranquilizarnos.

Entendemos perfectamente su preocupación dado que la comunicación y el lenguaje son aspectos muy importantes en el ser humano.

Efectivamente, tal como dice el neurólogo, es muy probable que su padre no esté en un proceso degenerativo como la demencia. Sin embargo, la mayor parte de las personas mayores presentan en el lenguaje características “asociadas a la edad”, que tienen que ver con el proceso de envejecimiento.

Le sugerimos que contacte con un logopeda como profesional especialista en trastornos de la comunicación y el lenguaje dado que, con un tratamiento a medida, podría mejorar las capacidades de comunicación de su padre.

En lo relativo al lenguaje, las personas mayores suelen presentar pérdidas sensoriales como el déficit auditivo (1) lo que puede producir problemas en la comprensión oral, con poca capacidad para discriminar palabras, entender al interlocutor  e identificar características acústicas de los fonemas. Se reduce, por tanto, la capacidad de comunicación en estas condiciones.

Si se confirma la discapacidad auditiva, por medio de una audiometría y se prescribe un audífono, la figura del logopeda será imprescindible para ayudarle en la adaptación a la prótesis.

En el envejecimiento normal, se produce un deterioro del lenguaje propio de la edad (2) y que afecta a la capacidad para encontrar las palabras aun sabiéndolas (fenómeno “punta de la lengua”) Se hace difícil el manejo de frases largas y con estructuras gramaticales complejas tanto para poder expresarlas como para comprenderlas.

En los estudios con adultos mayores se ha comprobado que la incapacidad para encontrar los nombres se debe no a la falta de vocabulario sino por dificultad de acceder a él. Asimismo las dificultades en comprensión y expresión de frases y estructuras lingüísticas complejas se deben a una disminución en la capacidad de la memoria de trabajo (memoria instantánea para manejar información necesaria mientras resolvemos un problema). De hecho todo el lenguaje complejo, ya sean frases, historias o textos, requiere unos procesos cognitivos de atención, control y organización que pueden verse alterados en los mayores.

Hacer un trabajo de estimulación bien diseñado puede mejorar los rendimientos léxicos (3) ayudando a reorganizar los procesos cognitivos que necesitan de base el lenguaje y la comunicación.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Dña. Núria Duaso Caldes, logopeda, Colegiada nº 08-0321

-----------------

Puede encontrar más información técnica sobre esto en los siguientes libros:

Abelló, P., Venegas, M.P., Gou, J. Valero, J, Rubio,I (2010) Presbiacusia. Exploración e intervención. Barcelona: Elsevier.

IMSERSO (2011) Libro blanco del envejecimiento activo. Madrid: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Juncos O. (1998) Lenguaje y envejecimiento: Bases para la intervención. Barcelona: Mason 

 

Referencias en el texto:

(1) Cervera, T., Soler, M.J, Dasí, C., Ruíz, J.C. & Marco, A. (2007) Dificultades en la comprensión del habla rápida en oyentes mayores con pérdidas auditivas leves o moderadas. Acta Otorrinolaringológica Española, 58(4), 123-128

(2) Pereiro Rozas, A., Juncos, O. (2003) Relación entre cambios cognitivos y lenguaje narrativo en la vejez. En Psicotema, vol. 15, Oviedo, España

(3) Juncos O. (1994) Lenguaje y envejecimiento. Una aproximación cognitiva. Cognitiva 6, 198-211

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *