PERSONAS SALIENDO DEL METRO

¿QUÉ HAY DE LA RESPIRACIÓN TRAS UNA LARINGECTOMÍA?

Mi padre ha sido intervenido de cáncer de laringe con una cirugía total. Entre lo duro que ha sido todo el proceso y lo precipitado que ha ocurrido todo, ha regresado a casa y se me plantean muchas dudas. Se pasa el día tosiendo y en alguna ocasión sale hasta algo de sangre por el estoma. Estoy un poco preocupada al respecto, ahora que el aire va tan directo al pulmón me da miedo que empiece a tener infecciones respiratorias permanentes. ¿Qué podemos hacer?

Una laringectomía total conlleva unas secuelas con gran impacto a nivel anatómico, fisiológico, funcional y por supuesto emocional en la persona.

Son varias las funciones de la laringe, entre ellas, en la respiración, es la encargada de propiciar la misma separando las cuerdas vocales y dejando que llegue el aire desde la denominada vía aérea superior hasta la tráquea y los pulmones.

Dentro de esta vía aérea superior merece una especial atención el papel que desempeña la nariz, que humidifica, regula la temperatura y filtra el aire que posteriormente llegará a los pulmones.

Ahora bien, la persona laringectomizada sufre una alteración en este mecanismo. Al extirpar la laringe el aire que respira pasa a entrar directamente a la tráquea por el estoma. Cuando este aire es demasiado seco, la piel de la tráquea se irrita y reseca; si es frío y sucio las secreciones se acumulan en la superficie generando tapones que pueden llegar a obstaculizar la respiración. Además todo ello hace que las expectoraciones sean más frecuentes y que requieran mucha fuerza para eliminar esa secreción, lo cual puede generar heridas en la pared traqueal. En definitiva, al no respirar bien la calidad de vida de la persona se ve mermada.

Por ello es importante que la persona laringectomizada lleve a cabo la rehabilitación pulmonar. Para ello ha de utilizar unos filtros disponibles al servicio del paciente que, colocados en el estoma sujetos bien en la cánula, bien en unos adhesivos, realizaran la función de “narices artificiales”. Al igual que una nariz, su uso debe ser las 24 horas del día reponiendo el filtro por uno nuevo cada vez que éste se cambie.

Estos filtros humidificarán el aire, regularan su temperatura y lo filtraran de la suciedad del ambiente. Tras su uso de manera continua la persona conseguirá disminuir la irritación de la piel de la tráquea y que la mucosidad sea menor y más diluida. Le costará entonces menos esfuerzo expectorar y lo hará con menor frecuencia. También será menor el riesgo de sufrir infecciones pulmonares. Con todo se verá incrementada su calidad de vida. Una correcta respiración es clave para que nuestro organismo se defienda de potenciales enfermedades además de para encontrarnos y sentirnos mejor.

Es importante destacar que la rehabilitación pulmonar es común en todas las personas laringectomizadas, independientemente del modo de comunicación que empleen.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Natalia del Rio Collado
Natalia del Rio Collado

Natalia del Rio Collado. Graduada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid

Número de colegiada: 28/0507

Logopeda de ATOS Medical

 

 

 

Puede encontrar más información técnica sobre esto en:

Herranz Gonzalez-Botas, J., & Suárez, T. (2001). Experiencia con el uso del hme-provox® stomafilter en pacientes laringuectomizados. Acta Otorrinolaringológica Española, 52(3), 221-225.

Rozsasi, A., Leiacker, R., Fischer, Y., y Keck, T. (2006). Influencia de humidificación pasiva sobre la pérdida de calor respiratoria en pacientes con traqueotomía. Cabeza y cuello , 28 (7), 609-613. 

Bień, S., Okła, S., van As-Brooks, C. J., & Ackerstaff, A. H. (2010). The effect of a Heat and Moisture Exchanger (Provox® HME) on pulmonary protection after total laryngectomy: a randomized controlled study. European Archives of Oto-Rhino-Laryngology, 267(3), 429-435.

Pedemonte Sarrias, G., & i Vintró, L. (2011). Adherencia al tratamiento crónico del humidificador de traqueostoma (Provox® HME) en pacientes laringectomizados.

Pedemonte-Sarrias, G., Villatoro-Sologaistoa, J. C., Ale-Inostroza, P., López-Vilas, M., León-Vintró, X., & Quer-Agustí, M. (2013). Adherencia crónica al humidificador de traqueostoma en pacientes laringectomizados. Acta Otorrinolaringológica Española, 64(4), 247-252.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>