Archivo de la etiqueta: Traqueostomía

MI PADRE ESTÁ TRAQUEOSTOMIZADO EN LA U.C.I. Y NO SÉ SI PODRÁ HABLAR

Mi padre tiene 64 años y se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital después de sufrir un accidente de tráfico. Se encuentra traqueostomizado y no sabemos si podrá hablar con el tubo de traqueostomía o cómo podremos comunicarnos con él. Tampoco sabemos si es una solución temporal o permanente. No tenemos ni idea de las consecuencias de estos procedimientos médicos.

Es muy frecuente que los pacientes ingresados en la UCI experimenten dificultades en la comunicación i/o deglución (capacidad de tragar), ya sea como resultado de su enfermedad o como resultado de los tratamientos que reciben (Batty, 2009) (1).

Efectivamente, cuando un paciente no respira adecuadamente por sí solo, se le intuba por la boca para aportarle el oxígeno necesario mediante la renombrada ventilación mecánica. Si la situación del paciente no mejora en los siguientes días se le acaba haciendo una traqueostomía, es decir, un procedimiento quirúrgico en el que se hace una apertura desde la parte baja del cuello hasta la tráquea y se coloca un tubo o cánula de traqueostomía a través de la que se le continuará ventilando. Habitualmente estas medidas van acompañadas de drogas sedantes y relajantes.

En primer lugar se ha de explicar que el tubo o cánula de traqueostomía es una solución temporal, y que tan pronto como el paciente mejore su estado de salud y empieze a respirar adecuadamente se iniciará el proceso de retirada. Por supuesto, el tubo de traqueostomía tiene muchas consecuencias sobre el habla y también sobre la deglución. Sin duda, la consecuencia más importante sobre el habla es que el aire de la respiración entra y sale por el tubo, y no pasa a través de las cuerdas vocales, que quedan un poco más por encima de la garganta. De esa manera, cuando el paciente intenta hablar nota que no le sale la voz, y por lo tanto, que los demás (sanitarios o familiares) no le entienden. La incomunicación que se produce genera mucha frustración y una sensación muy fuerte de impotencia. Diferentes autores han estudiado las respuestas emocionales de las personas intubadas o traqueostomizadas que están incomunicadas y se sienten aisladas (Magnus y Turkington, 2006) (2).

Aparte, el tubo o cánula de traqueostomía tiene consecuencias sobre la deglución que hay que estudiar con detenimiento antes de darle a comer al paciente e iniciar la vía oral de alimentación; dificultad en el movimiento de las estructuras de la laringe, desensibilización de la zona, etc., (Baumgartner, Bewyer y Bruner, 2008) (3).

Para solucionar estos problemas de incomunicación, inicialmente podemos hacer servir plafones de comunicación. Cuando la situación del paciente mejora, podemos instruirlo para que cuando suelte el aire para hablar (cuando espire) tape el tubo de traqueostomía con su dedo, de manera que obligue al aire a pasar por las cuerdas vocales, y de esa manera pueda hacerlas vibrar y se escuche la voz. Por otra parte, también se le puede recomendar la colocación de una válvula de habla, que consiste en un tapón para el tubo o cánula que permite la entrada de aire a través del mismo, pero no la salida, "obligando" de nuevo al aire espirado a subir y pasar por las cuerdas vocales, lo que producirá la voz. Además, es muy conveniente una adecuada rehabilitación de las estructuras laríngeas de cara a conseguir una óptima recuperación de la voz y de la deglución.

Por todo esto, la presencia del logopeda en la UCI no solo está plenamente justificada, sino que además es muy necesaria (Batty, 2009) (1).

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Jorge Puchades Chulià, logopeda, nº col. 46246 Hospital Universitari de la Ribera

 -----------------

Puede encontrar más información técnica sobre esto en los siguientes libros:

Vidal C, Puchades J. Logopedia y nuevos ámbitos de actuación en disfagia orofaríngea en la Comunidad Valenciana. Bol AELFA. 2012;12(2): 45-53.

Hess D.R. (2005). Facilitating speech in the patient with a tracheostomy. Respiratory Care, 50(4): 519-25.

Desai, A., Rho. L., Nelson, J. (2009). Helping the chronically critically ill to communicate: speaking valve pilot trial. American Journal of Respiratory Critical Care Medecine, 179; 2009; A3083  

 

Referencias en el texto:

(1) Batty, S. (2009). Communication, swallowing and feeding in the intensive care unit patient. Nursing in Critical Care, 14 (4), 175‑179.

(2) Menzel L.K. (1998). Factors related to the emotional responses of intubated patients to being unable to speak. Heart & Lung, 27 (4), 245-52.

(3) Baumgartner, C.A., Bewyer, E., Bruner, D. (2008). Management of communication and swallowing in intensive care: the role of the speech pathologist. Advanced Critical Care, 19 (4), 433‑43.

MON PARE ESTÀ TRAQUEOSTOMITZAT EN LA U.C.I. I NO SÉ SI PODRÀ PARLAR

Mon pare té 64 anys i es troba ingressat en la Unitat de Vigilància Intensiva (UCI) de l'hospital després de patir un accident de tràfic. Es troba traqueotomitzat per a que respire millor, i van a posar-li una sonda d’alimentació per a nutrir-lo. Estem preocupats perque no sabem si podrà parlar en el tub de traqueostomía i com ens podrem comunicar amb ell. Tampoc sabem es uns sol.lució temporal o permanent. No tenim ni idea de les conseqüències d’estos procediments mèdics.

És molt freqüent que els pacients ingressats en la UCI experimenten dificultats en la comunicació i/o deglució (capacitat de tragar), ja siga com a resultat de la seua malaltia o com a resultat dels tractaments que reben (Batty, 2009) (1).

Efectivament quan un pacient no respira adecuadament per si sol se li intuba per la boca per a aportar-li el oxigen necessari mijantçant la anomenada ventilació mecànica. Si la situació del pacient no millora en els següents dies se li acaba fent una traqueostomia, es a dir, un procediment quirúrgic en el que se fa una obertura des de la part baixa del coll fins a la tràquea i es coloca un tub o cànula de traqueotomía a través de la qual se li continuarà ventilant. Habitualment estes mesures van acompanyades de drogues sedants i relaxants.

En primer lloc s’ha d’explicar que el tub o cánula de traqueostomía és una solució temporal, i que tant prompte com el pacient millore el seu estat de salut i comence a respirar adecuadament s’iniciarà el procés de retirada. Per suposat, el tub de traqueostomia te moltes conseqüències sobre la parla i també sobre la deglució. Sens dubte, la conseqüència més important sobre la parla és que l’aire de la respiració entra i ix per el tub, i no passa a través de les cordes vocals, que queden un poc més per damunt de la gola. D’eixa manera quan el pacient intenta parlar nota que no li ix la veu, i per tant, que els demés (sanitaris o familiars) no l’entenen. La incomunicació que se produeix genera molta frustració i una sensació molt forta d’impotència. Diferents autors han estudiat les respostes emocionals de les persones intubades o traqueostoimitzades que están incomunicades i se senten aïllades (Magnus y Turkington,  2006) (2).

A banda, el tub o cànula de traqueostomia te conseqüències sobre la deglució que cal estudiar amb deteniment abans de donar-li a menjar al pacient i inciar la via oral dàlimentació; dificulta el moviment de les estructures de la laringe, desensibilitza la zona, etc., (Baumgartner, Bewyer y Bruner, 2008) (3).

Per solucionar estos problemes d’incomunicació inicialment podem fer servir plafons de comunicació. Quan la situació del pacient millora, podem instruir-lo per a que quan solte l’aire per a parlar (quan espire) tape el tub de traqueostomia en el seu dit, de manera que obligue a l’aire a passar per les cordes vocals, i d’eixa manera puga fer-les vibrar i se li senta la veu. D’altra banda, també se pot recomanar la colocació d’una válvula de parla, que consisteix en un tap per al tub o cànula que permitix l’entrada d’aire a través del mateix, però no l’eixida, “obligant” de nou a l’aire espirat a pujar i passar per les cordes vocal, lo que produirà la veu. A més a més, es molt convenient una adecuada rehabilitació de les estructures laringíes de cara a conseguir una òptima recuperació de la veu i de la deglució.

Per tot açò, la presència del logopeda en la UCI no sols està plenament justificada, sino que ademés és molt necessària (Batty, 2009) (1).

 Per al Col.legi Oficial de logopedes de la Comunitat Valenciana:

Jorge Puchades Chulià, logopeda, nº col. 46246 Hospital Universitari de la Ribera

 -----------------

Pot trobar més informació tècnica sobre açò en els textos següents:

Vidal C, Puchades J. Logopedia y nuevos ámbitos de actuación en disfagia orofaríngea en la Comunidad Valenciana. Bol AELFA. 2012;12(2): 45-53.

Hess D.R. (2005). Facilitating speech in the patient with a tracheostomy. Respiratory Care, 50(4): 519-25.

Desai, A., Rho. L., Nelson, J. (2009). Helping the chronically critically ill to communicate: speaking valve pilot trial. American Journal of Respiratory Critical Care Medecine, 179; 2009; A3083  

 

Referències en el text:

(1) Batty, S. (2009). Communication, swallowing and feeding in the intensive care unit patient. Nursing in Critical Care, 14 (4), 175‑179.

(2) Menzel L.K. (1998). Factors related to the emotional responses of intubated patients to being unable to speak. Heart & Lung, 27 (4), 245-52.

(3) Baumgartner, C.A., Bewyer, E., Bruner, D. (2008). Management of communication and swallowing in intensive care: the role of the speech pathologist. Advanced Critical Care, 19 (4), 433‑43.