Archivos de la categoría Dislalia

PERO, ¿QUÉ ES UNA DISLALIA?

Tengo una sobrina de cinco años. Es una niña normal pero habla muy mal. Mi hermana es su madre y me dice que en el colegio dicen que tiene “dislalias múltiples”. He intentado informarme en internet sobre qué es una dislalia y no consigo entenderlo porque hay mucha confusión. ¿Podrían explicármelo? ¿Realmente mi sobrina puede tener eso? Yo la veo normal salvo en la pronunciación y quizás en el vocabulario. Si la comparo con mis otros sobrinos veo un gran retraso en la expresión.

Es cierto que la palabra dislalia tiene diferentes significados según los autores y las fechas, y que forma parte de esa ensalada de términos que pueden confundir a muchas personas (1). Su significado más común es el de defecto de pronunciación o defecto de articulación que afecta a un sonido del idioma. Hay que entender que el defecto de pronunciación puede ser algo aislado o puede ser un signo dentro de un cuadro más amplio de trastorno del desarrollo del lenguaje u otras patología.

En los casos más benignos, la dislalia es la única alteración que presenta la persona, sin que se deba a una causa orgánica (malformación),  perceptiva (hipoacusia) o fisiológica (parálisis). Por este motivo se le califica de dislalia funcional.  Puede manifestarse durante toda su vida, sin otra implicación más que el efecto estético en la pronunciación. En ocasiones, la dificultad para pronunciar va acompañada de dificultad para diferenciar los sonidos. Para expresar esto añadimos el calificativo de dislalia fonológica (de base perceptiva) para diferenciarla de la dislalia fonética (base práxica). El hecho de no poder discriminar con facilidad entre sonidos parecidos hace que el niño cometa errores al escribir que llamamos de ortografía natural; por ejemplo ‘todedo’ por torero.

La situación que hemos explicado es muy diferente a la de niños o adultos con alteraciones anatómica en la boca, por ejemplo con fisuras en el paladar. En estos casos, los defectos de pronunciación tienen una explicación mecánica y aerodinámica, que afecta a todas las consonantes que requieren que la presión del aire cuando se cierra la boca sea mayor a la presión atmosférica. Por esta razón, les cuesta pronunciar consonantes oclusivas y fricativas y no les cuesta las laterales o vibrantes, que son muy difíciles de pronunciar para otras poblaciones. A estos defectos de pronunciación se les denominan dislalias orgánicas. De manera análoga, a los defectos de pronunciación de hipoacúsicos severos y profundos se les denomina dislalia audiógenas. En estos casos, la dislalia es un signo dentro de la constelación síntomas del trastorno denominado disglosia (las consecuencias en el habla y voz de lesiones estructurales) y de la hipoacusia.

 Sin embargo el término “dislalias múltiples”, al que se han referido para definir lo que le pasa a su sobrina, es más desafortunado. Probablemente lo que esté sucediendo a la niña tiene una causa única con muchas manifestaciones, incluidos los defectos de pronunciación. Por ese motivo no es adecuado describir este cuadro como una acumulación de defectos aislados de pronunciación. El logopeda que la explore practicará pruebas adecuadas para determinar si el desarrollo fonológico y  del procesamiento de habla (las habilidades para distinguir y reproducir los sonidos integrando palabras) sigue las pautas típicas de desarrollo pero con un desfase cronológico, o sigue pautas que se pueden considerar atípicas (1). El logopeda determinará si concurren factores como la percepción, la atención y la memoria fonológica. Este cuadro, definido actualmente como Trastorno Fonológico (2) (Speech Sound Disorder en la bibliografía en lengua inglesa), no se puede concebir como una acumulación de dislalias, al igual que una gripe no se puede entender como la suma de sus síntomas aislados.

 

Para el Colegio Oficial de Logopedas de la Comunitat Valenciana:

Dr. José Francisco Cervera Mérida, logopeda colegiado nº 46121

-----------------

Puede encontrar más información técnica sobre esto en los siguientes libros:

  • Laura Bosch Galcerán, Laura. (2004). Evaluación fonológica del habla infantil. Barcelona: Masson.
  • Acosta, V. M., León, S., & Ramos, V. (1998). Dificultades del habla infantil: un enfoque clínico investigación, teoría y práctica. Málaga: Aljibe.

 

Referencias en el texto:

(1) Perelló, J. (1995). Trastornos del habla. Elsevier España.

(2) Cervera-Mérida, J. F., & Ygual-Fernández, A. (2003). Intervención logopédica en los trastornos fonológicos desde el paradigma psicolingüístico del procesamiento del habla. Rev Neurol, 36(Supl 1), S39-53.

(3) American Psychiatric Association (2013). Guia de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5. Madrid: Editorial Médica Panamericana